Con el ánimo de contagiar nuestra pasión por la transformación del Aluminio en las soluciones que nuestros clientes nos demandan, y de compartir conocimientos e información con todos los usuarios de nuestra web, hemos pensado que en esta sección, aparte de centrarnos en noticias de actualidad y sobre el sector, vamos a explicar a fondo cada uno de nuestros procesos. Intentaremos hacerlo de forma breve y amena pero aportando los datos clave y curiosidades.

Vamos a empezar por uno de los principales procesos que llevamos a cabo en AV Alumitran, ya que es punto de partida a menudo de otros productos o soluciones más completas o específicas que nuestros clientes nos demandan: la extrusión.

Lo que conseguimos con este proceso es dicho de la forma más resumida y básica posible, darle forma a una masa de una aleación rica en aluminio.

extrusion de aluminio avalumitran
 

La manera de hacerlo es calentando esa masa (que denominaremos “tocho”) y haciéndola pasar por un “molde” o matriz que previamente hemos preparado con la ranura de la forma apropiada para producir el “perfil” deseado a la salida.

La temperatura que le tenemos que dar al “tocho” antes de extrusionarlo varia alrededor de los 500 grados centígrados, y a consecuencia de esto, cuando atraviesa la matriz, aunque hay gente que piensa lo contrario, no suele quedar listo y con la rigidez óptima por lo que requiere una serie de procesos complementarios que van desde el enfriamiento (por agua o aire dependiende del tipo de aleación que estemos utilizando) al estiramiento o incluso un nuevo templado a distintas temperaturas según la rigidez que necesitemos que tenga la pieza final.

perfiles, matrices y extrusiones complejas
 

Cualquier aleación de aluminio puede ser sometida a este proceso, pero si oímos hablar de “extrusionabilidad” nos estamos refiriendo a la capacidad que tienen de ser extrusionadas de forma más rápida, a menor temperatura, con calidad en el acabado, rigidez, o que tolere mayor complejidad en su forma final… De esta forma, las más apropiadas son las de la serie 6000 (principalmente la 6060 y la 6063) que son más ricas en magnesio y silicio, y las menos las que llevan mayor porcentaje de cobre o zinc.

Lógicamente se ha invertido mucho en I+D para llegar a las aleaciones que nos proporcionan mejores resultados, teniendo en cuenta incluso su idoneidad para el anodizado (que es otro de nuestros procesos más interesantes y al que dedicaremos otro artículo)

extrusion

Una vez enfriados, estirados y templados, estos “perfiles” que hemos obtenido pueden usarse para multiples aplicaciones, como partes de ventanas o vehículos, o como piezas para otras maquinas que a la vez sirvan a otras industrias o sectores para otros procesos.

AV Alumitran cuenta con 5 prensas de extrusionado (las máquinas que en conjunto calientan, hacen pasar el tocho por la matriz y recogen los listones en carros de rodillos, por resumir el proceso) y tienen potencias de empuje diferentes que van desde las 1.600 hasta las 2.800 toneladas.

El aluminio es un metal cada vez más valorado por múltiples motivos tanto ambientales como de prestaciones y resistencia, como ya veíamos en este otro artículo. Y en AV Alumitran podemos llevar a cabo el resto de procesos complementarios para generar soluciones y que el aluminio extrusionado y transformado pueda utilizarse en tantos usos como nuestros clientes nos demanden.